blog actual: www.moralocp13.blogspot.com

Visita la nueva temporada
.
Pincha en las fotos para verlas MÁS GRANDES

domingo, 15 de mayo de 2011

38ª jornada <<< CIUDAD DE PLASENCIA, 2 ; MORALO, 1 . >>> Los de Navalmoral cierran el telón con derrota

Ciudad de Plasencia: Alex Inclán (Óscar, 87'), Juanfran, Chanca, Richi, Diego, Fran Díaz, Gallardo (Martín, 56'), Chencho, Santi, David Alejo y Chechu (Edu, 76').

Moralo: César Carrasco, Dani, Asiel, Pablo, Toribio, Manu, Pintado (Fran Gómez, 68'), Miguelín, Ricardo (Emilio Gil, 61'), Juanjo y Tortu (Villa, 76').

Árbitro: Pino Sánchez, de la delegación de Castuera. Regular. Amonestó con cartulina amarilla a los visitantes Ricardo y Emilio Gil.

Goles: 1-0 Chencho (56'). 2-0 Edu (83'). 2-1 Fran Gómez (88').

Incidencias: Unos 150 espectadores en el Complejo Deportivo Valle del Jerte de Plasencia en tarde soleada con algo de viento. Campo de césped artificial en buen estado. Antes del inicio del choque se guardó un minuto de silencio por las víctimas del terremoto ocurrido esta semana en la ciudad murciana de Lorca.

Comentario: Finalmente el Moralo CP acabó la temporada en la octava posición a diez puntos de distancia de la cuarta, donde concluyó la primera vuelta e hizo soñar en una posible, pero difícil, hombrada por pelear por esa plaza hasta la última jornada. Aún así la campaña ha sido fantástica, con sus lógicos altibajos pero realmente buena. Sólo uno de los cinco primeros clasificados, el subcampeón Sporting Villanueva, logró arrancar un punto del Municipal, el resto se fue de vacío. Y sólo una dolorosa racha de cuatro derrotas consecutivas en el mismo escenario, cuando más falta hacían para apuntalar su presencia en los puestos de promoción, desvió su trayectoria hacia tierra de nadie.

El día que Carlos Sánchez dirigió su último encuentro al frente del Moralo, sin jugarse nada más que alcanzar la sexta posición, a su equipo precisamente se le notó eso mismo. Tuvo poca ilusión y ambición por jugar el partido en el que Ciudad de Plasencia estaba obligado a puntuar para desaparecer de cualquier carambola con la zona de abajo. El juego verde fue insulso, sin apenas profundidad, como el que ofrecieron igualmente los placentinos. Mucho aburrimiento en la primera mitad, con clara ventaja para las defensas a la hora de deshacer cualquier atisbo de peligro de uno u otro conjunto.

En la segunda parte, el gol local en los primeros minutos abrió el choque y las ganas por jugar. Antes Tortu para el equipo de Navalmoral estuvo cerca de mover el marcador pero fue Chencho para los jerteños quien subió el 1-0. El Ciudad se había hecho con el control del balón y su incordio en la parcela morala dio su fruto con un disparo por bajo desde la frontal del área. A partir de ahí el Moralo presionó más y encontró a un rival que le imitó ya que desde entonces quiso jugar al contraataque.

En uno de ellos Edu sentenció con el 2-0 tras un mano a mano con el guardameta César Carrasco en la recta final del enfrentamiento. Aunque todavía hubo tiempo para que Fran Gómez marcara en los últimos instantes el definitivo 2-1 después de encarar al cancerbero local en su primera intervención. La suerte ya estaba echada y venció quien más puso sobre el rectángulo de juego, que no fue mucho pero lo suficiente para anotarse la tranquilizadora victoria.

Con una derrota finalizó el Moralo este ejercicio que le ha servido al mister Carlos Sánchez para llegar a los 153 partidos al frente del equipo en Tercera. Es el segundo entrenador que más veces ha dirigido a los verdes, por detrás de Miguel Ángel Iglesias (228) y el cuarto en toda la historia contando todas las categorías, sólo superado por el propio Iglesias (332), Salvador Navarro (298) y Félix Fernández (278). Enhorabuena por ello, Carlos, muchas gracias y mucha suerte. Seguro que volverás a encontrarte con el club que te hizo crecer.

sábado, 7 de mayo de 2011

37ª jornada <<< MORALO, 2 ; SANTA MARTA, 1 . >>> Despedida casera con sufrido triunfo

Moralo: César Carrasco (Fanjul, 52'), Dani, Asiel, Pablo, Arellano, Pulido, Manu, Ricardo (Emilio Gil, 58'), Miguelín, Juanjo y Villa (Tortu, 52').

Santa Marta: Borja, Martín, Rubén Bermejo, Fermín, Pérez, Rito, Lolo Conde, Dávalos, Juanjo (Cristian, 86'), Peri y José Mari (Isma, 73').

Árbitro: Morillo Sánchez, de la delegación de Castuera. Floja actuación, demasiado despistado en numerosas acciones. Mostró tarjeta amarilla al local Ricardo y al visitante Lolo Conde.

Goles: 1-0 Miguelín (47'). 1-1 Fermín (51'). 2-1 Miguelín (89').

Incidencias: Unos 150 espectadores en las gradas del Municipal de Navalmoral despidieron la temporada en casa en tarde agradable con nubles y claros. Rectángulo de juego con algunas zonas encharcadas y embarradas por la fuerte lluvia que cayó horas antes. En los prolegómenos del choque la familia del guardameta local Iván Fanjul le entregó un ramo de flores y un trofeo por su retirada del fútbol, al tiempo que el club moralo también homenajeó a su entrenador, Carlos Sánchez, entregándole una placa después de anunciar que abandona el equipo. El Santa Marta jugó con su segunda equipación por ser la primera camiseta a rayas verdiblancas y pantalón blanco.

Comentario: Pobre partido del equipo de Navalmoral, aunque le sirvió para romper su calamitosa racha de resultados en su feudo (1 punto de 15 posibles en las anteriores 5 jornadas caseras). Una más que discreta segunda mitad le valió al Moralo para lograr una victoria con la que superar su mejor puntuación de los últimos años. Su rival, el Santa Marta, con esta derrota desciende porque sólo puede aspirar como máximo a la 17ª posición, una plaza que a día de hoy es de descenso en este grupo extremeño de Tercera por el propio descenso del Extremadura desde la Segunda B.

Por eso mismo, por lo que se jugaba, el cuadro santamarteño salió más enchufado al encuentro y dispuso de un par de claras oportunidades de gol para adelantarse en el marcador. No mereció tal castigo porque no fue tan inferior como para perder el partido teniendo enfrente a un apático Moralo, aunque los locales aprovecharon mejor sus contadas ocasiones para llevarse los tres puntos, principalmente en el segundo periodo.

El Santa Marta vendió cara la derrota. Hasta el último minuto el Moralo no pudo doblegar al equipo de Tierra de Barros, y después de un enfrentamiento muy igualado en el que, por juego, ninguno mereció ganarlo. Los visitantes fueron mejores durante los primeros 45 minutos y en poco más de cinco minutos metieron el miedo en el cuerpo con dos disparos a los palos. En el primero de ellos Dávalos, en jugada personal dentro del área por la derecha, tiró al palo a pocos metros; y después Peri, tras controlar en la frontal del área, boleó con un zurdazo que repelió el travesaño.

Los verdes no encontraron la forma, en ningún momento, de contrarrestar el poderío ofensivo de sus rivales, con las ideas mucho más claras con el balón en los pies. Los de Carlos Sánchez insistieron una y otra vez en obviar el centro del campo y abusaron de los lanzamientos en largo. Sólo Juanjo para el Moralo inquietó algo al guardameta visitante Borja con un disparo desde fuera del área que le obligó a despejar con apuros a córner.

En la segunda parte todo cambió gracias a que muy pronto se animó el choque. En la primera aproximación al área, Miguelín se inventó una vaselina cruzada dentro del área que sorprendió al cancerbero contrario para subir el 1-0 al marcador. El Santa Marta, que no merecía tal afrenta, al rato devolvió las tablas con una acción con cierta suerte. Después de varios rebotes en la frontal al saque de una falta, el central Fermín no perdonó delante de César Carrasco cuando se encontró con el balón en inmejorable posición para establecer el 1-1.

A partir de ahí pareció durante muchos minutos que el Santa Marta, incomprensiblemente, se conformó y fue el Moralo quien tomó el mando del juego y sobre todo de los lances con peligro. Hasta tres oportunidades tuvo Juanjo para volver a mover el marcador, todas ellas claras. El ariete verde no anduvo fino delante del portero después de recortar a dos contrarios dentro del área; más tarde sí que superó a Borja con una vaselina pero se topó con el despeje de Fermín bajo palos; y por último se interpuso entre el guardameta y un defensor pero su toque se marchó fuera por muy poco.

Y tanto fue el cántaro a la fuente que prácticamente en el último ataque llegó el 2-1 definitivo. Buena jugada de Miguelín por la izquierda, conecta con Arellano para que le devuelva el balón en franca posición y su remate colocado se introduce en el fondo de las mallas ante el júbilo de sus compañeros y aficionados. Quizás resultó un premio demasiado valioso para lo que se vio a lo largo de los 90 minutos, pero al fin y al cabo el fútbol es para listos que saben explotar sus recursos en los mejores momentos. Personalmente así lo hizo Miguelín y colectivamente el Moralo, que espera mejorar su clasificación el próximo fin de semana en campo del Ciudad de Plasencia en el último encuentro de la campaña. Lástima de los puntos perdidos en el camino hacia la promoción...

domingo, 1 de mayo de 2011

36ª jornada <<< MÉRIDA, 0 ; MORALO, 0 . >>> Tercer empate consecutivo con poca historia

Mérida: Ortiz, Charly, Ito, Francis, Nandi, Carlos Abela (Ordóñez, 76'), Luisma (Víctor Aguinaco, 55'), Mendo (Jorge, 51'), Borja, Angelito y Cristian Seubert.

Moralo: César Carrasco, Dani, Asiel, Pablo, Arellano, Pulido, Pintado, Fran Mancha (Emilio Gil, 65'), Miguelín (Toribio, 83'), Juanjo (Tortu, 88') y Villa.

Árbitro: Fernández Fernández, de la delegación de Castuera, curiosamente el mismo que pitó también el partido de la primera vuelta entre estos dos equipos en Navalmoral. Buena actuación, sin ninguna complicación. Sólo amonestó a jugadores moralos: Dani, Asiel, Pablo y Juanjo.

Incidencias: Cerca de 700 espectadores en las gradas del estadio Romano de Mérida en tarde agradable. Césped en perfectas condiciones. Se guardó un minuto de silencio por el fallecimiento de un familiar de un miembro del club de la pasada temporada.

Comentario: El equipo de Navalmoral sumó un punto más por tercera jornada consecutiva después de lograr su segundo empate seguido sin goles en un aburrido encuentro. El Mérida podría haber dado un gran paso hacia la promoción y frenó en seco sus aspiraciones un Moralo apático, con poca mordiente pero con una fuerte y segura retaguardia. A falta de las dos últimas jornadas el Moralo iguala la puntuación que obtuvo hace un par de campañas, cuando finalizó en la séptima posición. Ahora llegar a ese puesto será complicado aunque no imposible y es la única motivación para los verdes después de la pésima trayectoria actual en casa que le ha sacado de la lucha por las plazas con premio.

En la capital autonómica, sobre el mejor césped del grupo, los hombres de Carlos Sánchez apenas arriesgaron para alcanzar más de un punto. El Mérida, presionado por no fallar para depender de sí mismo en la carrera por la promoción, acumuló acciones sobre el área morala pero con mínimo peligro. En la primera mitad los emeritenses dispusieron de algunos lances a balón parado pero sólo uno comprometió a César Carrasco, que vio como un remate que se colaba lo sacó bajo palos un compañero. Por su parte, el agazapado Moralo apenas se acercó a la portería local y poco a poco se fue conformando con el empate inicial.

En el segundo periodo, más de lo mismo. Las prisas aparecieron para un Mérida muy necesitado del triunfo pero el cuadro de Navalmoral estuvo más tranquilo incluso que durante los primeros 45 minutos. A pesar de su relativa comodidad en defensa, el Moralo no arriesgó para sorprender del todo y arrancó un empate que le vale para más bien poco. Aún así, un cabezazo hacia atrás de Villa se marchó fuera por poco y un disparo lejano de Juanjo obligó a Ortiz a despejar a córner con muchos apuros. Su conformismo le regaló un punto al mismo tiempo que le robó dos al conjunto romano, que mantiene la emoción con tres equipos más para dilucidar el cuarteto extremeño que peleará por ascender de categoría. A los moralos eso ya les queda lejos por culpa de su torpeza en partidos caseros clave para haber afianzado su candidatura.

viernes, 22 de abril de 2011

35ª jornada <<< MORALO, 0 ; AT. SAN JOSÉ, 0 . >>> Empate a nada que no sirve para nada

Moralo: César Carrasco, Dani, Asiel, Arellano, Toribio, Pulido, Manu, Pintado (Fran Mancha, 57'), Miguelín, Juanjo y Tortu (Emilio Gil, 67').

San José: Carlos, Pozo, Ricardo, Sebas (Ardila, 75'), Tirado, David Mora, Dani Martín (Pablo Carmona, 67'), Isidro Quintana (Ángel Corchado, 81'), José Antonio, Dani Arrabal y Pla.

Árbitro: Pérez Vidarte, de la delegación de Plasencia. Correcto, sin complicaciones. Amonestó con tarjeta amarilla a los locales Miguelín y Juanjo; y a los visitantes Tirado, David Mora e Isidro Quintana.

Incidencias: Unos 150 espectadores en las gradas del Municipal de Navalmoral en tarde nublada y algo lluviosa de Viernes Santo. Terreno de juego en malas condiciones, embarrado y encharcado.

Comentario: Primera igualada sin goles en el Municipal de Navalmoral esta temporada. Después de cuatro derrotas seguidas en su campo, el Moralo sumó este punto que le sirve para muy poco en su intento de escalar posiciones. Le estanca en el centro de la tabla aunque mantiene opciones de acercarse a la cuarta plaza y sólo eso, porque asaltarla es misión poco menos que imposible con las tres últimas jornadas por delante.

El partido se caracterizó por las pocas ocasiones de gol que se produjeron, siendo la mayor parte creadas por el equipo de Carlos Sánchez en la segunda mitad. Miguelín y Emilio Gil fueron sus hombres más incisivos y fueron ellos quienes crearon algo de peligro sobre el portal del Atlético San José Promesas. El primero de ellos incluso llegó a marcar gol, pero el asistente anuló la acción ante las protestas locales. Más tarde gozó de otra clara oportunidad pero el guardameta visitante la desbarató con una buena intervención por bajo. Por su parte, el recuperado Emilio Gil probó suerte con un par de disparos que se perdieron fuera por poco.

Del cuadro de Almendralejo, poco en ataque. Estuvo muy bien colocado durante todo el encuentro, siempre intentando jugar el balón a pesar de las malas condiciones del rectángulo de juego, pero con la pólvora mojada en los metros finales. Lo más parecido a apuros para César Carrasco fue un chut lejano del placentino David Mora, que por cierto ya estuvo esta temporada en el Municipal defendiendo al Imperio, pero atajó sin ningún problema el guardameta moralo.

Empate insulso, en definitiva, de un Moralo que agota sus posibilidades a mejorar su clasificación. Mérida, Santa Marta y Ciudad de Plasencia serán sus últimos rivales de esta campaña, con sólo uno ya rindiendo visita Navalmoral. Los 50 puntos que tiene son mejorables para finalizar una Liga con cierto sabor agridulce después de la extraordinaria primera vuelta realizada, esa en la que allanó el camino hacia su principal objetivo, la permanencia.

(Gracias a la inestimable colaboración del gran amigo y compañero Felipe del Castillo)

domingo, 17 de abril de 2011

34ª jornada <<< ARROYO, 2 ; MORALO, 2 . >>> Empate de orgullo en inferioridad

Arroyo: Rober, Toto (Carlitos, descanso), David (Tomás, 68'), Teo, Carlos, Carralero, Acero (Juanqui, descanso), Roberto, Pereyra, Massoni y Juanma Morán.

Moralo: Fanjul, Dani, Asiel, Pablo, Arellano, Pulido, Manu, Pintado, Miguelín (Emilio Gil, 72'), Juanjo (Fran Gómez, 87') y Villa (Toribio, 80').

Árbitro: Fuentes Pérez, de la delegación de Plasencia. Bien, aunque pudo mostrar alguna tarjeta más y se equivocó en algunas decisiones. Expulsó con roja directa al moralo Pablo (70'), al tiempo de mostrar amarilla a los locales Carlos y Juanqui; y a los visitantes Pablo, Arellano y Villa.

Goles: 0-1 Juanjo (17'). 1-1 Carlos (19'). 1-2 Pintado (54'). 2-2 Carralero, de penalti (71').

Incidencias: Unos 300 espectadores en las gradas del Municipal de Arroyo de la Luz en mañana agradable aunque con viento que sopló un tiempo para cada equipo. Rectángulo de juego de césped artificial. El partido fue televisado en directo por Canal Extremadura. El Moralo jugó completamente de verde para no coincidir con el pantalón blanco del Arroyo.

Comentario: Después del paupérrimo balance como locales en las últimas semanas, los verdes se resarcieron en campo del tercer clasificado Arroyo, que se aseguró la clasificación para disputar la promoción de ascenso con el punto sumado. El Moralo le echó casta en la semana que su técnico, Carlos Sánchez, había anunciado su marcha para final de temporada para lograr un punto que le supo a victoria teniendo en cuenta la entidad del rival, de enfrentarse a él a domicilio y de disputar los últimos veinte minutos con un jugador menos por la indiscutible expulsión del debutante juvenil Pablo, que cumplió sobradamente en el centro de la zaga.

Con la disposición mostrada en este choque, el equipo de Navalmoral parece recuperar la ilusión por mejorar sus números de cara al último mes de competición. La cuarta plaza está cada vez más lejos pero acercarse a ella es factible, así que esa deberá ser la motivación ahora a falta de las últimas cuatro jornadas.

El encuentro comenzó con buen ritmo, con llegadas a las áreas, y fruto de ello el cuadro de Carlos Sánchez se adelantó en el marcador gracias a un bonito tanto de Juanjo. El máximo artillero de los moralos pisó área por la izquierda y de tiro raso y cruzado batió al guardameta arroyano para subir el 0-1 al marcador. Lástima que la alegría les duró poco a los verdes ya que en la acción siguiente sobre su área se convirtió en el 1-1. Un saque de banda en largo no acertó a despejarlo ningún defensa y Carlos, sin oposición, fusiló al fondo de las mallas para devolver la igualada.

El primer periodo fue transcurriendo con la incertidumbre del marcador ya que unos y otros no se conformaron con el empate y tuvieron ocasiones para mover de nuevo el marcador. Dominó ligeramente el Arroyo, pero el Moralo nunca se achicó y siempre mantuvo sus opciones. Aún así llegó el descanso sin quedar satisfecho a ninguno de los protagonistas.

En los segundos 45 minutos la emoción creció. En una falta lateral cerca del área Pintado la transformó en el 1-2 con un disparo directo que sorprendió a todos. El portero reaccionó tarde y su estirada fue estéril porque el balón entró ajustado a un palo a media altura. Con algo más de media hora por delante el Moralo se veía fuerte y hasta cómodo sobre el rectángulo de juego después de esa momentánea victoria, pero perdonó con una oportunidad muy clara de Villa que se entretuvo demasiado delante del marco.

Los de Navalmoral se defendieron bien pero poco a poco el Arroyo fue ganándole terreno a balón parado. Y así llegó el definitivo 2-2, con una falta mal señalada que Fanjul despejó hacia arriba con tan mala fortuna que se envenenó para volver tomar camino de gol. Pablo, en línea de meta, no tuvo más remedio que sacar el cuero con la mano para dar a los locales el penalti con el que se estableció el marcador final. Carralero no engañó al cancerbero moralo pero su disparo fuerte y ajustado se coló sin remisión.

A partir de ahí, con un futbolista menos, el Moralo se preocupó más de defender que de atacar y pasó por algún que apuro provocado los golpes franco al borde del área que sacaron con peligro los locales. Uno de ellos acabó en el larguero, siendo la ocasión más clara. A pesar de ello, los visitantes se protegieron bien y alcanzaron un punto muy merecido.
Ahora, este Viernes Santo, el conjunto San José de Almendralejo visitará por primera vez en su historia el Municipal de Navalmoral en un nuevo intento del Moralo de romper de una vez por todas su mala racha en su feudo.

domingo, 10 de abril de 2011

33ª jornada <<< MORALO, 0 ; CORIA, 3 . >>> Quién te ha visto y quién te ve Moralo

Moralo: Fanjul, Dani, Asiel, Arellano, Fran Mancha, Pulido, Piti (Pintado, 27'), Manu, Miguelín (Toribio, 69'), Juanjo (Villa, 59') y Tortu.

Coria: Tom, Alex, Dani, Víctor Herrera, Liberal, Luismi, Pichi (Lolo Santos, descanso), Ávila (Gordo, 84'), David Bartolomé (Ángel Rodríguez, 72'), Chema y Álvaro.

Árbitro: Pérez Ramos, de la delegación de Plasencia. Regular, demasiado permisivo. Únicamente mostró cartulina amarilla al local Pulido y al técnico visitante Javi Moreno.

Goles: 0-1 David Bartolomé (44'). 0-2 David Bartolomé (58'). 0-3 Chema (90'+3).

Incidencias: Alrededor de los 300 espectadores en las gradas del Municipal de Navalmoral, con mínima presencia visitante. Mañana calurosa, aunque agradable en la sombra. Rectángulo de juego, como es habitual, irregular. El Coria abandonó su habitual indumentaria, azul celeste y blanco, por camisola y medias rojas y calzón azul oscuro. Antes y durante el descanso del encuentro chavales de las categorías inferiores de la Escuela Morala jugaron varios partidillos.

Comentario: Si el Moralo va a afrontar las últimas cinco jornadas de la temporada con la desidia que lo hizo en este choque, mejor que acabe cuanto antes. Paupérrimo espectáculo ofrecido por los hombres de Carlos Sánchez ante un rival que quería sellar su permanencia en un campo que es ahora una mina para arrancar puntos. Con poco, el Coria goleó a un impreciso y flojo Moralo que parece haberse caído en la carrera hacia la cuarta plaza. Con partidos como este, sin duda, lo tendrá imposible. Ya son cuatro derrotas seguidas en el Municipal y los puestos de promoción se alejan, ahora a seis puntos.

El partido ante el Coria fue un tostón. Ni moralos ni caurienses evidenciaron lo que se jugaban, principalmente los locales, que no encontraron suficiente motivación acercarse a la cuarta plaza. Los visitantes, conociendo la debilidad de los rivales en su propio feudo en las últimas fechas, no dudaron en esperar su momento para intentar alcanzar la victoria. Y así le llegó, casi sin esperarla. En la primera mitad apenas un disparo lejano de Pichi que atajó sin problemas Fanjul fue todo el peligro de unos y otros hasta que llegó el 0-1 en los últimos instantes. Una recuperación en el centro del campo permitió a David Bartolomé ganar la posición por el centro, encarar al portero y batirle con un tiro por bajo. Así de sencillo para hundir a un Moralo enclenque poco antes del descanso.

En la segunda parte algo más que contar pero con el mismo mal juego de ambos equipos. Más aún cuando el Coria abrió brecha con el 0-2 que anotó David Bartolomé. Todo un golazo porque tuvo tiempo de colocarse dentro del área para disparar a la escuadra con un toque sutil. A partir de entonces los moralos aumentaron sus prisas sin ideas. No hubo ninguna coordinación para llegar al área contraria ni para generar algo de peligro. Sólo Tortu, que desperdició un mano a mano con Tom, y algún que otro córner botado por Toribio, inquietó al guardameta cauriense.

Ya en el descuento, una falta lejana acabó en los pies de Chema, cerca del marco, para establecer el exagerado 0-3 en el marcador. Triste final para un Moralo que se diluye en la pugna por el cuarto puesto y lo que es peor, lo hace ante sus aficionados. Ellos que han visto pasar los seis primeros clasificados por el Municipal no sólo sin que ninguno de ellos haya logrado el triunfo, sino que cinco de ellos salieron derrotados. Pero aquella actitud de los verdes sobre el campo, que hicieron disfrutar y presumir a la afición, nada tiene que ver con la de la actualidad. Haber alcanzado el objetivo de la permanencia tan pronto, quizás, sea el o uno de los motivos.

domingo, 3 de abril de 2011

32ª jornada <<< OLIVENZA, 2 ; MORALO, 3 . >>> Los moralos se reenganchan a la pelea

Olivenza: Ciga, Pekas, Miguel, Andrés, Javi Vila, David Macho, Mendy, Pitu, Monchu (Caparrete, 58'), Alex Romero (Noel, descanso) y Chicote.

Moralo: Fanjul, Dani, Asiel, Fran Mancha, Arellano, Piti, Pintado, Miguelín (Ricardo, 76'), Alex (Toribio, 70'), Juanjo (Villa, 61') y Tortu.

Árbitro: García Gonzálvez, de la delegación de Mérida. Regular tirando a mal por algunas decisiones erróneas de bulto. Mostró cartulina amarilla a los locales Ciga, Pekas, David Macho y Caparrete; y al visitante Arellano.

Goles: 0-1 Tortu (25'). 0-2 Tortu (36'). 1-2 Chicote, de penalti (40'). 1-3 Alex (69'). 2-3 Javi Vila (90'+3).

Incidencias: Menos de un centenar de espectadores en las gradas de la Ciudad Deportiva de Olivenza, sobre césped artificial, en mañana nublada pero agradable.

Comentario: El conjunto de Navalmoral recupera las buenas sensaciones después de cinco jornadas en las que sólo pudo sumar un punto. Y lo hizo revolucionando el once inicial debido principalmente a las sanciones y lesiones. Eso sí, también el mister Carlos Sánchez quiso espolear a sus jugadores con algunas incorporaciones poco habituales en las alineaciones de inicio y acertó por completo porque dos de sus delanteros que normalmente ven los partidos desde el banquillo dieron el triunfo al equipo.
Con esta victoria el Moralo vuelve a engancharse en la lucha por la cuarta plaza y mantiene sus opciones de asaltarla en las próximas jornadas si continúa con esa buena impresión que le ha producido este encuentro en terreno oliventino.

En la primera mitad los verdes pudieron quedar el partido liquidado porque a sus dos tantos iniciales hay que sumarles el dominio que ejercieron sobre sus rivales para crear claras ocasiones de gol. Y eso que los locales fueron quienes avisaron primero con un lanzamiento que repelió el larguero de Fanjul. Fue puro espejismo ya que pronto el Moralo se hizo dueño de la situación. Alex y Tortu gozaron de oportunidades para subir el primer gol al marcador pero en el último instante fallaron con todo a su favor.

Fruto del control de los de Navalmoral, Tortu marcó en escasos diez minutos dos golazos que bien pudieron decidir el choque. El 0-1 lo marcó con un zurdazo desde el borde del área tras una dejada de Alex y posterior control con el pecho y acomodo con la pierna derecha. Sin tiempo para que el Olivenza reaccionase, de nuevo Tortu hizo el 0-2 con otro chutazo, esta vez dentro del área algo escorado y con poco ángulo, que se alojó en la escuadra de Ciga.

Lástima que al rato el colegiado diera más emoción al encuentro señalando un penalti inexistente a Arellano, que no obstruyó ni agarró ni tampoco empujó a Monchu para que cayese al suelo. Desde el punto fatídico el incombustible veterano Chicote marcó el 1-2 antes del descanso y reabrió la pugna por los puntos.

En la segunda parte el Olivenza se estiró algo más y tuvo más posesión sobre el balón pero arriesgó demasiado al defender muy adelantado. Eso lo aprovechó muy bien un Moralo muy cómodo sobre el rectángulo de juego. Miguelín y Villa tuvieron sus ocasiones para ensanchar las distancias, pero fue Alex, con una rápida escapada que le plantó delante del portero contrario, quien subió el 1-3 al marcador con un tiro por bajo sobrepasado el ecuador de este periodo.
Para nada sirvió el postrero tanto local, tras una melé en el área pequeña, que sólo hizo maquillar un resultado merecido para los de Carlos Sánchez.

El Moralo recupera el gusto y la ilusión por conseguir un puesto en la promoción. Si también rescata las ansias por no dar un balón por perdido en ningún partido, seguro que no se descolgará ni dirá prematuramente su última palabra. Por el momento ha dado un grito para que se le oiga y se sepa dónde está, y con esas hay que contar con él.

domingo, 27 de marzo de 2011

31ª jornada <<< MORALO, 1 ; SANTA AMALIA, 4 . >>> Duro correctivo en la pelea por la promoción

Moralo: César Carrasco, Dani, Asiel, Arellano (Pintado, 60'), Toribio, Pulido, Manu, Fran Mancha, Miguelín (Fran Gómez, 67'), Juanjo y Villa (Tortu, 63').

Santa Amalia: Pachi, Tomate, Jaime, Teo, Juanlu, Matías (José Antonio, 75'), Valverde (Cholo, 87'), Juan Diego, Chaqueta, Samuel y Félix (Barquilla, 70').

Árbitro: Morillo Sánchez, de la delegación de Castuera. Estuvo correcto sin más. Expulsó con tarjeta roja directa al moralo Pulido (51') y castigó con cartulina amarilla al local Manu y a los visitantes Tomate, Juanlu y Félix.

Goles: 0-1 Chaqueta (36'). 0-2 Valverde (39'). 0-3 Félix (58'). 1-3 Juanjo (67'). 1-4 Chaqueta (82').

Incidencias: Unos 300 espectadores en las gradas del Municipal de Navalmoral en tarde con viento, que favoreció un tiempo a cada equipo, y con nubes y claros. Terreno de juego irregular, blando por las últimas lluvias. El Santa Amalia jugó con su segunda indumentaria, camisola y medias rojas y calzón negro, ya que la primera es exactamente igual a la del Moralo. Durante el descanso se jugó un partidillo con chavales de la Escuela Morala.

Comentario: De mal en peor. El equipo de Navalmoral cayó goleado en campo propio, con el resultado más humillante de toda la temporada, frente al conjunto de Santa Amalia que exprimió muy bien sus oportunidades para llevarse una valiosa victoria que le convierte en otro de los candidatos a la cuarta plaza. El Moralo, a pesar de que suma un solo punto de quince posibles en las cinco últimas jornadas, continúa también en la pelea por la promoción aunque esta tercera derrota consecutiva en su feudo no es nada halagüeña. Su potencial físico ha bajado muchos enteros y su juego no es el mismo desde que consiguió el objetivo de la permanencia. Curioso, inquietante y ¿definitivo? de cara a las próximas jornadas.

El partido se decantó por el gran rendimiento que sacó el Santa Amalia a sus ocasiones. Nada que objetar a su triunfo porque cuando se puso con ventaja en el marcador supo leer mucho mejor el partido, pero sí que la diferencia fue extrema porque en absoluto fue tan superior como para golear de la forma que lo hizo. El Moralo recibió los dos primeros tantos en tres minutos y no se vio con fuerzas de remontarlos. Mucho menos cuando al comienzo de la segunda mitad fue justamente expulsado uno de sus jugadores y al rato recibió el tercer gol. El cuadro de Carlos Sánchez está tocado y ni el propio técnico ni los jugadores dan con la tecla para recuperar las buenas sensaciones que tenía el equipo hace poco más de un mes.

Todo transcurrió con mucha igualdad hasta que un lanzamiento en largo desde la zaga visitante a la carrera escorada de Chaqueta le plantó en el mano a mano con César Carrasco para batirle cruzado por bajo. Tal fue el impacto para los moralos ese 0-1 que la siguiente acción sobre su parcela se convirtió en el 0-2. Otro pase al hueco, esta vez por el centro, permitió a Valverde colocarse delante del guardameta local para marcar con facilidad. Con poco, convertido en mucho, los amalienses allanaron el camino hacia la valiosa victoria en la recta final del primer periodo gracias a la indolencia de unos verdes que en ese momento tiraron el partido.

Más aún cuando en los primeros compases de la segunda mitad Pulido se durmió con la pelota, se la robó Valverde y no tuvo más remedio que agarrarle y derribarle siendo el último defensor en la frontal del área. La clara expulsión hizo mella al Moralo, que pocos minutos después, desarbolado, vio como el Santa Amalia sentenciaba con el 0-3. Un pase desde la derecha del ataque visitante lo recogió Félix en el segundo palo para, en semifallo, marcar a pesar de tocar Dani en línea de gol.

Con ese contundente marcador el equipo de Navalmoral anduvo desorientado durante algunos minutos, pero logró reducir la desventaja. Arriesgó al máximo desguarneciendo y adelantando a la defensa y ese golpe de mano tuvo su efecto con el 1-3 anotado por Juanjo en boca de gol a pase de Tortu desde el otro poste. De esta forma celebró Juanjo el día que cumplió su 36 cumpleaños. Él y el propio Tortu, en acciones distintas, pudieron volver a marcar pero se encontraron con un inspirado Pachi que evitó con sus buenas intervenciones que hubiese más emoción en el tramo final.

Pero todo acabó para el Moralo y se aclaró para el Santa Amalia cuando Chaqueta subió el definitivo y hasta sonrojante 1-4 delante de César Carrasco, pero con el banderín levantado del asistente que cubrió ese ataque amaliense y la defensa y el portero locales detenidos permitiendo el gol. Un triste final que reflejó lo que ocurrió durante más de medio encuentro, demasiada permisividad de un Moralo que cae hasta el noveno puesto, aunque eso sí, a cuatro puntos del cuarto.

domingo, 20 de marzo de 2011

30ª jornada <<< VILLANOVENSE, 3 ; MORALO, 1 . >>> Último cuarto de hora mortal

Villanovense: Vilches, Trinidad, Carlos Larra, Cobos, Toledo, Jorge Herrero, Edu Jurado, Anxo, Moraga (Añón, 65'), Sergio Narváez (Pajuelo, 87') y Sosa (Mara, 79').

Moralo: César Carrasco, Dani, Asiel, Arellano, Toribio, Pulido, Piti (Tortu, 82'), Pintado (Juanjo, 61'), Fran Mancha, Fran Gómez (Alex, 82') y Villa.

Árbitro: Gómez Navarrete, de la delegación de Almendralejo. Mostró tarjeta amarilla a los locales Jorge Herrero, Anxo y Sosa; y a los visitantes Asiel, Pulido, Piti, Pintado, Tortu y Fanjul, a éste en el banquillo.

Goles: 1-0 Arellano, en propia meta (74'). 2-0 Añón (80'). 2-1 Asiel (86'). 3-1 Mara (90'+1).

Incidencias: Unos 500 espectadores en las gradas del campo municipal Romero Cuerda de Villanueva de la Serena en tarde soleada y agradable. Césped en buenas condiciones. El Moralo jugó totalmente de azul para no coincidir con el Villanovense, que viste igual que el equipo de Navalmoral. Se guardó un minuto de silencio por las víctimas del terremoto en Japón.

Comentario: El conjunto de Carlos Sánchez aguantó hasta donde pudo ante un líder ambicioso que sentenció el duelo en el último cuarto de hora. Hasta ese momento los moralos se habían defendido bien en busca de sumar un punto pero se fue de vacío porque en realidad el Villanovense fue quien más buscó el triunfo y tuvo oportunidades suficientes para, como así fue, encontrarlo. El único punto sumado de los últimos doce posibles han estancado al Moralo en la lucha por la cuarta plaza, a la que tiene a tres puntos. Está claro que sufrir en estos momentos esa exigua desventaja después de tan lamentable déficit de puntos en el último mes dice mucho de los de Navalmoral. Sus posibilidades en las ocho últimas jornadas están intactas.

El partido en terreno del líder arrancó con un Villanovense muy fuerte, con gran ritmo, que desarboló al Moralo. Los serones comenzaron pronto a acumular llegadas con peligro sobre el portal de César Carrasco, aunque su mala puntería y las buenas intervenciones del guardameta visitante evitaron que el marcador se moviera. La acción más clara la protagonizó Sosa con un tiro que repelió uno de los palos tras el saque de un golpe franco.

Poco a poco los locales fueron perdiendo la armonía en ataque, lo que le sirvió a los moralos para dormir aún más un encuentro que desde el principio se les puso cuesta arriba con el juego abrumador de los rivales. Ofensivamente muy poco, apenas un lance de Villa y un remate de Fran Gómez que obligó al cancerbero Vilches a intervenir con acierto para desbaratar el peligro.

En la segunda mitad pareció nivelarse algo el juego después del intento villanovense de continuar presionando para jugar en parcela contraria. Tras alguna aproximación de Moraga, que dio mucha movilidad a su equipo durante los minutos que jugó, el Moralo se estiró y llegó a no sólo contener los propósitos locales sino que incluso se le vio más veces de medio campo hacia adelante. Ese quizás fue uno de sus errores porque llegó a sentirse cómodo sobre el campo y eso el líder lo castigó con recursos de todo tipo.

Después de un paradón de César Carrasco a un cabezazo de Carlos Larra, llegó el 1-0 que por desgracia para el equipo de Navalmoral se introdujo en su propia portería. Una rápida jugada por la izquierda terminó con un pase hacia atrás desde la línea de fondo de Sosa que César Carrasco tocó, pero con tan mala fortuna que tropezó en los pies de Arellano para acabar en el fondo de las mallas. El gol hizo mucho daño a un Moralo que volvió a estar a merced del Villanovense durante los siguientes minutos. Así, una falta lateral que rozó ligeramente Asiel entró como una exhalación ajustada por bajo al segundo palo a pesar de la estirada del portero.

El 2-0 cerró el choque, aunque en otro lanzamiento de falta lateral ejecutado por Toribio que chocó en un poste y que Asiel, sin apenas intención, remachó al fondo del marco desde la línea, lo volvió a abrir para el Moralo. Los últimos minutos fueron de verdadera incertidumbre porque el Villanovense se apuntaló a la espera del pitido final y los de Carlos Sánchez intentaron la machada con más corazón que cabeza. Fruto de ese aceleración desmedida, un balón perdido en el descuento sirvió para que un lanzamiento en largo no supiera despejarlo César Carrasco en la frontal de su área, dando una patada al aire, y regalar el 3-1 a Mara a puerta vacía.

Cayó el Moralo, como cabía esperar en casa del gran líder Villanovense, aunque lo hizo sabiendo que sus opciones pasan por otros partidos. El primero de ellos lo tiene en casa el próximo domingo ante el directo rival Santa Amalia, un buen momento para finiquitar de una vez por todas con la mala racha de resultados y recuperar las buenas sensaciones, sobre todo como local.

domingo, 13 de marzo de 2011

29ª jornada <<< MORALO, 0 ; MIAJADAS, 2 . >>> La suerte les dio la espalda a los verdes

Moralo: César Carrasco, Fran Mancha, Asiel, Arellano, Toribio, Manu (Pulido, 58'), Piti (Alex, 58'), Oliver (Tortu, 70'), Pintado, Juanjo y Villa.

Miajadas: Pedro Jesús, Javi Corrales, Casablanca, Jair, Checho, Jonathan, Felipe (César, 86'), Rubén, Miguel Ángel, Kiko (Pablo Moreno, 77') y David Cendrero (Tena, 80').

Árbitro: Fernández Fernández, de la delegación de Castuera. No estuvo mal pero tampoco llegó a estar bien del todo. Amonestó con cartulina amarilla a los locales Arellano, Oliver y Fanjul, a éstos dos últimos en el banquillo; y a los visitantes Javi Corrales, Casablanca, Jonathan, Miguel Ángel, David Cendrero y a su entrenador Juan Carlos Moreno.

Goles: 0-1 Miguel Ángel (51'). 0-2 Miguel Ángel (84').

Incidencias: Alrededor de los 300 espectadores en las gradas del Municipal de Navalmoral en tarde gris y lluviosa. Rectángulo de juego en malas condiciones, embarrado. El Miajadas cambió su habitual pantalón blanco por uno rojo para no coincidir con el del Moralo.

Comentario: Volvió a tropezar el equipo de Navalmoral en su propio campo y le cuesta salir del cuarteto de cabeza. En un choque muy físico salió derrotado ante un Miajadas mucho más efectivo. El Moralo perdonó y el rival lo aprovechó porque los goles no se merecen sino que se marcan, que fue lo que hizo el equipo tomatero con muy pocas ocasiones sobre el marco local. Su juego directo con pelotazos a su único delantero, Miguel Ángel, lo explotó al máximo. Los verdes tuvieron oportunidades suficientes, más incluso que los rivales, como para no salir derrotados del envite pero echaron en falta precisamente lo que tuvieron los miajadeños, un matador.

El partido se abrió con un par de acciones de peligro de los locales. Un centro-chut de Toribio desde la izquierda se fue envenenando hasta tal punto que el guardameta Pedro Jesús tuvo que meter la mano en la escuadra para desviarlo a córner. En el posterior saque de esquina Manu cabeceó al larguero desde el área pequeña. Fueron las oportunidades de gol más claras de todo el primer periodo, en el que el Moralo fue de más a menos hasta que el Miajadas igualó las fuerzas sin hacer nada en ataque y sin pasar por ningún apuro en defensa. Así se llegó al descanso, con una sensación en los jugadores de ambos conjuntos de que cualquier detalle podría resultar determinante para la suerte del partido.

Y así fue en la segunda mitad. En los primeros compases las intenciones de los protagonistas apenas cambiaron hasta que llegó el 0-1. Un lanzamiento en largo lo más parecido a un despeje desde la zaga miajadeña sirvió para que Miguel Ángel ganara la espalda a la carrera a su marcador y enganchara un chutazo cuando pisó área. César Carrasco, a pesar de su estirada, nada pudo hacer ante semejante obús que se coló pegado a un poste. Verlo para creerlo; en la primera con cierta ventaja que tuvieron los visitantes se rompió la igualdad.

Ese tanto hizo daño a los dirigidos por Carlos Sánchez, que reaccionó poco después acumulando hombres en ataque. Una vez pasada la conmoción, los moralos se reavivaron y llegaron a encontrar el camino pero no tuvieron fortuna. Primero Asiel cabeceó picado un saque de esquina que el cancerbero volvió a rechazar con apuros a córner y después ni Alex ni Juanjo anduvieron finos para disparar entre los tres palos en buenas posiciones en distintas acciones. En medio, uno de los escasos y tímidos acercamientos tomateros que despejó por bajo César Carrasco a córner dejó ver que aunque el enfrentamiento estaba abierto el Miajadas lo podría cerrar con los lógicos riesgos que estaba tomando el cuadro de casa.

Y en cierta manera así fue porque tanto perdonó el Moralo que los rojillos sentenciaron con un lance muy similar al del primer gol. Un lanzamiento para sacar el balón de su parcela propició, de nuevo, la insistencia de Miguel Ángel, que esta vez se interpuso en la cesión con la cabeza de Arellano a César Carrasco para robar la pelota y enviarla al fondo de las mallas. Otro gol de pillo de un jugador que dio un recital de movimientos y perseverancia para regalar la cuarta victoria a su equipo en los cinco últimos desplazamientos.

Duro mazazo para un Moralo que quizás mereció mejor suerte aunque se encontró con un Miajadas muy resolutivo y eficaz en sus contadas aproximaciones al área contraria para poner más emocionante la lucha por la cuarta plaza. El único punto sumado de los últimos nueve disputados ha castigado en exceso a unos moralos que, aunque ahora algo tocados físicamente, no renuncian a seguir aspirando a la promoción. De ellos depende seguir en la pelea.

domingo, 6 de marzo de 2011

28ª jornada <<< PLASENCIA, 2 ; MORALO, 2 . >>> Un puntazo de Carnaval

Plasencia: David Mena, Morín, Carlos García, Maxi, Borrallo, Pedro Gilarte, Javi Bravo, Caballero (Jonathan, 75'), Sergio Gómez (Fran Juanals, 90'), Sergio Alonso y Luismi (Albarrán, 84').

Moralo: César Carrasco, Dani, Pulido, Arellano, Toribio, Manu, Piti (Tortu, 61'), Fran Mancha, Pintado (Oliver, 70'), Alex (Ricardo, 70') y Villa.

Árbitro: Sánchez Sánchez-Porro, de la delegación de Badajoz. Expulsó con tarjeta roja directa al técnico placentino José Andrés Grande (63'). También mostró cartulina amarilla a sus jugadores Morín, Maxi, Borrallo, Sergio Alonso y Javi Bravo; y a los moralos Pintado y Dani.

Goles: 1-0 Luismi (12'). 2-0 Sergio Alonso (25'). 2-1 Villa (45'). 2-2 Manu (90'+1).

Incidencias: Más de 300 espectadores en las gradas de la Ciudad Deportiva de Plasencia en mañana fría. Rectángulo de juego irregular. Camino de los vestuarios durante el descanso se montó una trifulca entre jugadores de ambos equipos que no pasó a mayores.

Comentario: Gran empate del equipo de Navalmoral en Plasencia después de ir por debajo en el marcador hasta por dos goles. Villa redujo distancias poco antes del descanso y ya en el descuento del partido, Manu logró la igualada que permite al Moralo continuar una jornada más en la cuarta plaza. Las ganas y el coraje con el que se emplearon los verdes en busca de arrancar algún punto del campo del rey del empate casero, el Plasencia, les sirvió para prolongar una jornada más su estancia en puestos de promoción. El derbi no decepcionó, fue muy vistoso con bastantes ocasiones de gol en ambas porterías, algunas de ellas muy claras, y acabó en tablas por la mala puntería de los contrincantes.

El choque lo arrancó adormilado el conjunto de Carlos Sánchez, masticando quizás su mal humor por no haber accedido la directiva jerteña disputar el encuentro el día anterior por ser Carnaval. Aún así Villa avisó a poco de comenzar con un cabezazo que se perdió alto por muy poco. Pero al rato, Luismi abrió el marcador a la salida de un córner que ningún defensor visitante logró despejar. Después fue Fran Mancha para el Moralo quien tuvo su oportunidad pero disparó sin tino cerca del marco.

Eso propició que el Plasencia aprovechara por mediación de Sergio Alonso otro lance sobre el área rival para batir por segunda vez al guardameta César Carrasco. Antes de la media hora de juego la UPP ya mandaba con autoridad ante un Moralo arropado atrás y nulo en ataque. Eso casi le costó el partido en la primera mitad porque pareció muy vulnerable teniendo delante a un contrario que fue explotando las facilidades que se fue encontrando.

Pero en los últimos instantes de los primeros 45 minutos el cuadro de Navalmoral abrió el encuentro metiendo el miedo en el cuerpo a los locales. Primero Fran Mancha envió un disparo al larguero y después Villa redujo distancias tras el saque bajo y corto de una falta lateral que nadie acertó a tocar excepto el delantero moralo que anotó el 2-1 con el que se llegó al descanso.

En el segundo periodo hubo tiempo para casi de todo. El Plasencia tuvo acciones suficientes como para sentenciar el duelo, la más clara con un tiro de Caballero al travesaño a puerta vacía, y el Moralo no sólo pudo sacar el empate. Los placentinos perdonaron y los moralos lo aprovecharon con sus opciones. Los minutos fueron pasando con el incierto resultado y poco a poco los verdes agotaban sus posibilidades con lanzamientos aéreos o a balón parado. Y así precisamente llegó el empate definitivo en el primer minuto de la prolongación. Una falta a la altura del medio campo la puso en juego Toribio para que Manu se alzara con poderío y de un magnífico cabezazo sacudiera las redes placentinas. Golazo que dejó helados a los sorprendidos locales al tiempo que muy satisfechos a sus compañeros.

No fue para menos. El punto le sabe a gloria al Moralo en la encarnizada lucha por la más que presumible plaza que resta para disputar la promoción. Su calendario en las próximas tres jornadas, además de exigente, se ha convertido en una atractiva decisión para su futuro. Sus perseguidores, y por lo tanto directos rivales, Miajadas y Santa Amalia le rendirán visita, mientras que tendrá que desplazarse al campo del intratable líder Villanovense. Todas unas amenazas en las intenciones del conjunto de Navalmoral.

domingo, 27 de febrero de 2011

27ª jornada <<< MORALO, 1 ; DITER ZAFRA, 2 . >>> En el peor momento, mal juego y mal resultado

Moralo: Fanjul, Dani, Asiel, Arellano, Toribio, Fran Mancha (Tortu, 65'), Pulido, Pintado, Miguelín (Oliver, 85'), Juanjo y Villa (Alex, 65').

Zafra: Riobó, Víctor Paredes, Luis Martínez, Ezequiel, Marco Ortega, Martín Tártara, Rafa (Iván Cobo, 83'), Elías, Ramiro (Suker, 76'), Oli y Alfonso (Ángel Serván, 78').

Árbitro: Durán Tanto, de la delegación de Cáceres. Estuvo regular. Expulsó con exagerada cartulina roja directa al moralo Juanjo (92'). Además mostró amarilla a sus compañeros Toribio, Asiel, Pulido y Tortu, y también a su entrenador Carlos Sánchez. Por parte segedana fueron amonestados Riobó, Víctor Paredes, Ezequiel, Martín Tártara y Elías.

Goles: 0-1 Rafa (11'). 1-1 Rafa (45'). 1-2 Tortu (72').

Incidencias: Alrededor de 600 espectadores en las gradas del Municipal de Navalmoral. La mejor entrada de la temporada, con numerosos niños. Antes del partido y durante el descanso jugaron varios partidos chavales prebenjamines y alevines de la Escuela Morala y la AD San Andrés. Mañana soleada con viento que favoreció un periodo a cada equipo. Rectángulo de juego en malas condiciones, muy irregular. Antes del inicio del choque se guardó un minuto de silencio por los fallecimientos de los abuelos de los jugadores locales Fran Mancha y Emilio Gil. El Diter Zafra jugó con calzón azul para no coincidir con el blanco del Moralo. El encuentro fue retransmitido en directo por Canal Extremadura Televisión.

Comenterio: No hubo séptimo triunfo consecutivo casero para el Moralo porque el Zafra estuvo más certero delante del marco y le rompió así la excelente racha que pasaba además por no recibir ningún tanto en los últimos cinco encuentros como locales de los verdes. El equipo de Navalmoral tiró algo más de medio partido y le costó volver a salir derrotado de su feudo. No pudo ante la serenidad de un conjunto segedano rocoso que no dio apenas facilidades y sólo se encomendó a la épica en el último cuarto de hora, aunque se quedó sin tiempo y cedió una victoria a un Diter que no ganaba fuera de casa desde la jornada inaugural.El conjunto azulino entró mejor colocado que el verde y eso propició que fueran los de Vázquez Bermejo quienes dominaran el juego. Además se encontraron con un gol a favor sacado de la pizarra. Un saque de banda lo prolongó hacia atrás Ramiro para que Rafa delante del marco de Fanjul le batiera sutilmente con un cabezazo. Ese 0-1 en el marcador hizo mucho daño a un Moralo desconocido, que con el paso de los minutos completó probablemente el peor periodo en lo que va de temporada. Quizás echó en falta excesivamente a uno de sus hombres más en forma, el organizador Manu, indispuesto para el envite. Aún así tuvo alguna opción al empate, como cuando Juanjo disparó alto un buen servicio por bajo dentro del área o cuando Pulido también tiró ligeramente alto, aunque esta vez porque tocó un contrario, en buena posición.

A pesar de ello fue el Diter Zafra quien controló la pelota durante la primera mitad y también probó al cancerbero local con lanzamientos de Alfonso, Luis Martínez y Rafa. Éste último, ya en el descuento, ensanchó de nuevo las distancias en el marcador con un disparo lejano que sorprendió al adelantado Fanjul y puso las cosas muy difíciles para los de Navalmoral de cara a la segunda mitad.

En el descanso, Carlos Sánchez leyó la cartilla a los suyos en el vestuario después de los continuos enfados desde su banquillo y el equipo reaccionó aunque le costó entrar en la dinámica del juego que requería el enfrentamiento. A balón parado, con algunos córners y algunas faltas, el Moralo poco a poco se fue haciendo con el dominio pero sin verdadero peligro para el meta Riobó. No fue hasta que el doble revulsivo en los cambios hiciera el efecto deseado. Tortu, con un boleón desde fuera del área, clavó el 1-2 con un golazo que dio vida a sus compañeros e hirió a los adversarios. Fueron los mejores minutos de unos verdes esperanzados en sumar algún punto porque en cinco minutos provocaron cuatro oportunidades de gol muy claras. Sólo un par de minutos después del tanto de Tortu, Alex, a bocajarro, lanzó al palo y seguidamente el portero Riobó mandó a córner un cabezazo envenenado de un defensor suyo que se colaba. Al rato, otra vez Alex delante de la portería desaprovechó un pase desde la derecha y no llegó a rematar.

El choque se volvió loco con el 1-2 pero la insistencia morala no fue suficiente para mover el marcador de nuevo. Ya en el descuento Suker pudo sentenciar pero incomprensiblemente tiró fuera a puerta vacía tras beneficiarse de una falta de entendimiento entre Fanjul y Arellano en la frontal del área. Únicamente Pintado, en la última acción obligó a Riobó a volver a intervenir con acierto y erigirse como el salvador de su equipo.

El Moralo debe levantar la cabeza a pesar del mazazo de la derrota aprendiendo de sus errores. Algo habrá hecho hasta ahora cuando aún perdiendo continúa en la cuarta plaza en solitario después del empate entre sí de sus inmediatos perseguidores, Don Benito y Jerez. Es su mejor credencial para afrontar las próximas jornadas, que se han vuelto muy interesantes teniendo en cuenta que se han metido en la pomada de la pelea por la promoción un par de equipos más, Miajadas y Mérida. Que el ánimo no decaiga.

domingo, 20 de febrero de 2011

26ª jornada <<< IMPERIO, 0 ; MORALO, 1 . >>> Los de Navalmoral regresan al cuarto puesto

Imperio: Juli, Paquito, Carrasco, Villa, Juanfe, Benito (Valentín, 68'), Javi Porrino, Fran, Jorge, Flores (Piji, 62') y Rubén (Luis, 70').

Moralo: Fanjul, Dani, Asiel, Arellano, Fran Mancha, Pulido (Oliver, 90'), Manu, Pintado (Piti, 75'), Miguelín (Fran Gómez, 80'), Juanjo y Villa.

Árbitro: Pérez Vidarte, de la delegación de Plasencia. Estuvo bien. Expulsó por doble cartulina amarilla al local Javi Porrino (86'). Además mostró tarjeta de ese color a sus compañeros Benito y Piji; y al visitante Fanjul.

Gol: 0-1 Asiel (68').

Incidencias: Alrededor de un centenar de espectadores en el estadio Romano de Mérida. Rectángulo de juego en perfectas condiciones. El equipo de Navalmoral cambió su habitual pantalón blanco por uno verde para no coincidir con el del Imperio. Durante algunas fases del choque llovió.

Comentario: Después de pasar siete partidos fuera de casa sin ganar, el Moralo logró el triunfo en terreno del Imperio de Mérida justamente para volver a las plazas de promoción. Fue el gran beneficiado de la jornada en el tren de cabeza ya que a su valiosa victoria se le unió que le favorecieron las derrotas de quienes le rodeaban en la clasificación. La temporada pasada, en la que los verdes sufrieron más de la cuenta, sumaron 43 puntos para finalizar empatados en la 13ª posición. En estos momentos, a falta de doce jornadas, ya cuentan con 44 y aspiran, con la salvación en el bolsillo, a continuar acumulando puntos para luchar por jugar la fase de ascenso.

El partido fue malo. La imagen que dio su equipo esta vez no le agradó lo más mínimo a Carlos Sánchez. Lo mejor, sin ninguna duda, el resultado. El cuadro imperialista, desahuciado en el fondo de la tabla, no mereció recibir la décima derrota en su propio campo. Un auténtico lastre, entre otros en este histórico club, que casi irremediablemente le encamina hacia la Regional Preferente. Por su parte, al Moralo le coloca de nuevo en el cuarto puesto en solitario tras conseguir esta segunda victoria foránea que le costó muchísimo conseguir frente al colista.

Los de Mérida fueron los primeros en avisar con algunas ocasiones que no supieron materializar en gol. El Imperio arrancó el encuentro con ganas de adelantarse en el marcador para auto-ilusionarse en volver a la senda del triunfo para ceder el farolillo rojo y recuperar confianzas en acercarse a una salvación cada vez más lejana. El conjunto de Navalmoral aguantó el tipo durante esos minutos y a partir de ahí se hizo acreedor de abrir la lata por las oportunidades que generó en las botas de Juanjo y Miguelín.

Con igualdad en el enredado juego y con algunos sustos en ambas porterías se llegó al descanso. La segunda mitad transcurrió por los mismos derroteros que la primera, aunque esta vez el Moralo sí acertó en una de sus llegadas gracias, en parte, a su mejor colocación y seguridad en sus movimientos. Un lanzamiento que volvió al mismo lateral de donde se había sacado una falta la prolongó con su pecho Villa, recogió el pase Asiel para encarar y batir al cancerbero local con un disparo colocado dentro del área algo escorado. Con esa escasa ventaja los verdes se hicieron más fuertes en defensa para insistir en contrarrestar las acometidas romanas con rápidas y claras contras que bien les pudieron haber dado mayor superioridad. Pero no remataron y el animoso Imperio estuvo cerca de hacérselo pagar muy caro con alguna acción peligrosa que Fanjul desbarató con acierto.

El equipo de Navalmoral cumplió el guión, aunque quizás le costó estar obligado a no fallar en este desplazamiento. El exceso de responsabilidad atenazó a los moralos sabiendo que un triunfo les podría colocar en el grupo de privilegio, como así fue. Ahora toca hacerlo bueno en el Municipal ante un rival, el Zafra, que se asienta en la zona media y quiere olvidarse de la zona comprometida. La racha en casa del Moralo es más que notable aunque todos los partidos y todos los contrarios son distintos y difíciles.

domingo, 13 de febrero de 2011

25ª jornada <<< MORALO, 1 ; JEREZ, 0 . >>> Sexta victoria consecutiva como local... y a seguir soñando

Moralo: Fanjul, Dani, Asiel, Arellano, Fran Mancha, Pulido, Manu, Pintado (Oliver, 60'), Miguelín (Piti, 76'), Juanjo (Alex, 89') y Villa.

Jerez: Alex, Maikez, Mauri, Ferreirinha, Jesús Cruz, Berto, Gonzalo (Jacobo, 73'), Parra, Diego (Marcos, 73'), Copito e Iván Fernández (Guille, 58').

Árbitro: Fuentes Pérez, de la delegación de Plasencia. Estuvo bien en un duelo difícil de pitar por el estado del césped. Amonestó con tarjeta amarilla a los locales Asiel y Piti, y al visitante Alex.

Gol: Villa (54').

Incidencias: Algo más de 200 espectadores en las gradas del Municipal de Navalmoral en tarde lluviosa. A partir de la media hora de juego se jugó con luz artificial. Sólo durante algunos minutos finales del partido dejó de llover. Campo con mucho barro y mucha agua por lo que estuvo más espantoso que de costumbre. El Jerez jugó con su segunda indumentaria, camiseta blanca y calzón y medias negras, para no coincidir con el verde del Moralo.

Comentario: Otra victoria al saco. Después de las derrotas consecutivas fuera de casa en las dos últimas jornadas, el conjunto de Carlos Sánchez sumó su sexto triunfo seguido como local para acercarse a la promoción de ascenso ya que el tercer y cuarto clasificados perdieron. En un choque muy igualado sobre un penoso campo, el equipo de Navalmoral aprovechó su ocasión para alcanzar los preciados 3 puntos que le permiten volver a soñar.

Moralos y jerezanos se partieron el cobre por intentar llegar a las porterías contrarias con algo de peligro a lo largo de los intensos 90 minutos de juego. En el primer periodo, sólo en el primer cuarto de hora, se vieron algunas acciones que comprometieron de verdad.
El primero en avisar fue el local Manu con un lanzamiento cruzado dentro del área que se perdió por encima del travesaño de Alex por poco. Al rato, el cuadro templario dispuso de su oportunidad más clara en todo el choque, con un disparo en el área pequeña de Copito, que Fanjul despejó con acierto a córner. No hubo más acercamientos peligrosos ni de unos ni de otros hasta el descanso. Sobre el horrible rectángulo de juego, mucha brega, mucha entrega y buenas intenciones pero nada de ocasiones de gol.
Al merecido intermedio llegaron los protagonistas llenos de agua y barro sin haber dado por perdido ningún balón en los primeros 45 minutos.

Y así fue también durante los segundos y definitivos, aunque durante este periodo el Moralo sí que atinó con la acción más clara que tuvo. En pleno toma y daca, los verdes se adelantaron en el marcador gracias a una gran jugada por la izquierda de Miguelín. Se quitó de en medio a quienes le fueron saliendo al paso dentro del área, ganó la línea de fondo y sin apenas ángulo disparó al palo. El rechace le cayó a Villa, desmarcado en boca de gol, que marcó el 1-0 ante el delirio de sus aficionados y las protestas jerezanas por entender que Miguelín había controlado fuera de los límites del campo.

Desde ese momento el Jerez se echó hacia adelante con más decisión pero con el mismo resultado que con anterioridad. El Moralo se hizo incluso más fuerte en defensa y no permitió en ningún momento que le superara ningún jugador rival. Intentó los contragolpes, pero dada la pesadez del campo y que el cansancio ya pesaba en las piernas de sus jugadores, el cuadro de Navalmoral no tuvo ningún tipo de pudor a la hora de despejar adonde fuera balones que se aproximaban a su área. Sólo Jacobo, en los últimos minutos, desperdició una acción cerca del marco de Fanjul que terminó en córner.

Los verdes aguantaron muy bien y alcanzaron por méritos propios su sexta victoria consecutiva en casa, quinta seguida sin recibir gol, lo que les fortalece en su propósito de luchar por un puesto entre los cuatro primeros clasificados. Por ahora la riña por dos plazas de promoción se las disputan cuatro equipos y entre ellos se encuentra un Moralo que en casa está realizando una campaña intachable; no en vano es el mejor local junto al líder Villanovense.

domingo, 6 de febrero de 2011

24ª jornada <<< SP. VILLANUEVA, 1 ; MORALO, 0 . >>> Buena actitud pero otro mal resultado

Sporting Villanueva: Manu, Jose Cayado, Jhony, Paco, Javi Chino, Nauzet (Ruby, 67'), Yamil, Borja, Toni, Cristo (José Carlos, 79') y Miguel Ángel (Carlitos, 77').

Moralo: Fanjul, Dani, Pulido (Alex, 78'), Asiel, Rodri (Fran Gómez, 78'), Manu, Fran Mancha, Piti (Ricardo, 75'), Pintado, Juanjo y Villa.

Árbitro: García Enríquez, de la delegación de Mérida. Buena actuación, dejando jugar en un choque sin complicaciones. Sólo amonestó con cartulina amarilla al local Nauzet y al visitante Rodri.

Gol: 1-0 Cristo (49').

Incidencias: Algo más de 200 espectadores en el Municipal de Villanueva del Fresno en mañana soleada. Campo en regulares condiciones con algunas calvas. El Moralo jugó con su equipación reserva, totalmente de azul, para no coincidir con la verdiblanca del Sporting.

Comentario: No pudo el equipo de Navalmoral sumar tampoco ningún punto en su segundo desplazamiento consecutivo y cayó de nuevo por la mínima en un campo que acogerá algún partido de la promoción de ascenso en mayo. Los de Carlos Sánchez saltaron dormidos en la segunda mitad y lo pagaron muy caro ante un Sporting Villanueva Promesas que, por plantilla, luchará hasta el final por conseguir el título de campeón. Es la segunda vez que los moralos enlazan dos derrotas esta temporada y ahora les cuesta alejarse por cuatro puntos de la zona de promoción y por tres de quien le precede en la clasificación, precisamente su próximo rival.

El encuentro en terreno villafresnense lo afrontó el Moralo con numerosas bajas en su once inicial tipo por sanciones y lesiones, aunque no se las echó en falta porque quienes las suplieron cumplieron sobradamente. El duelo estuvo muy parejo a lo largo de los noventa minutos, intercambiándose la iniciativa en el juego y también las escasas ocasiones para marcar.

En la primera mitad el Sporting Villanueva llevó el control del balón pero sin acercamientos peligrosos ante un Moralo que tampoco llegó a la portería contraria para comprometer al veterano cancerbero Manu. Los dos equipos intentaron explotar las acciones de estrategia dadas las reducidas dimensiones del rectángulo de juego, pero apenas generaron inseguridad en las defensas adversarias. Lo más destacado fue un rechace al larguero visitante, en boca de gol, que acabó sin consecuencias.

Tras el descanso los locales arrancaron más enchufados y fruto de ello lograron el tanto que a la postre resultaría definitivo para alcanzar el triunfo. La zaga morala fue incapaz de despejar un lance sobre su parcela y Cristo estuvo más listo que nadie para encarar a Fanjul y batirle en su salida. Los de Navalmoral parece que acusaron más el madrugón y el largo viaje después del intermedio ya que aparecieron en los primeros instantes del segundo periodo algo despistados.

Después de esos momentos con cierto desorden, el Moralo tomó el mando en busca del empate. Volvió a intentarlo a balón parado y alguna que otra ocasión tuvo para lograr la igualada, aunque ni Villa ni Juanjo anduvieron acertados. Pintado se hizo con la batuta del juego pero el equipo no fue capaz de superar la retaguardia verdiblanca. Poco a poco el conjunto de Carlos Sánchez se fue quedando sin tiempo para la reacción y buscó con ahínco y con cierta desproporción en el tramo final la oportunidad de puntuar con numerosos lanzamientos aéreos sobre el área local. Eso le sirvió al Sporting para encontrarse con un par de claros contragolpes que bien pudieron decidir el enfrentamiento pero los desaprovechó.

Ahora los verdes buscarán la estabilidad regresando a su campo, donde llevan cinco victorias seguidas, para enfrentarse al Jerez. Los moralos quieren lamer sus últimas heridas ante el mejor rival posible en estos momentos para recuperar el terreno perdido. Será difícil pero este tipo de retos y contrincantes motivan al Moralo...

domingo, 30 de enero de 2011

23ª jornada <<< DON BENITO, 3 ; MORALO, 2 . >>> El arbitrario Corchado Nieto roba al Moralo la cuarta plaza

Don Benito: Del Curto, Lolo, Toledo, Joaquín, Israel Sánchez, Kiko, Migui, Juanfran (Manu, 57'), Mati (Jimy, 57'), Israel Centeno y David Carmona.

Moralo: César Carrasco, Dani, Asiel, Arellano, Fran Mancha, Manu, Oliver, Pintado (Piti, 69'), Miguelín (Fran Gómez, 39') (Iván Fanjul, 90'+4), Juanjo y Villa.

Árbitro: Corchado Nieto, de la delegación de Mérida. Como cabía esperar, pésimo. Se le hizo el partido tan grande como su abuso de autoridad y arrogancia. Nada nuevo en sus controvertidos arbitrajes. Expulsó con tarjeta roja directa al capitán moralo Oliver (82') y por doble amarilla al guardameta César Carrasco (94'), además de a su entrenador Carlos Sánchez (85'). También amonestó con cartulina amarilla a los dombenitenses Joaquín, Israel Sánchez, Kiko, Migui, David Carmona y Jimy; y a los visitantes Arellano, Miguelín, Fran Mancha, Pintado, Villa y Fran Gómez.

Goles: 0-1 Juanjo (20'). 0-2 Manu, de penalti (55'). 1-2 David Carmona (63'). 2-2 Israel Centeno, de penalti (85'). 3-2 David Carmona (90'+2).

Incidencias: Alrededor de 250 espectadores en las gradas del Municipal Vicente Sanz de Don Benito en tarde nublada y fría. Campo en malas condiciones, muy irregular.

Comentario: En el descuento, con un jugador menos sobre el césped, cedió el conjunto de Navalmoral la cuarta posición en beneficio precisamente de su verdugo, el Don Benito. Y lo que es peor a estas alturas, para la próxima jornada tres de sus jugadores más habituales estarán sancionados. El emeritense Corchado Nieto, nefasto otras veces con el Moralo, volvió a serlo acribillándolo a decisiones en contra que a la postre resultaron muy decisivas. Los verdes acabaron este choque que puso en juego la cuarta plaza, sin ocupar ese puesto, muy desquiciados, impotentes y enfadados, y con dos jugadores expulsados y sin entrenador en el banquillo. No mereció tal castigo un Moralo que ganaba por 0-2 a falta de la última media hora de encuentro.

En el enfrentamiento se notaron los nervios de Don Benito y Moralo por estar en posición de promoción. Los locales sabían que con un triunfo lo conseguían, mientras que a los visitantes les bastaba un empate para prolongar su estancia en la privilegiada situación. Unos y otros no generaron apenas nada de peligro sobre las porterías en los primeros minutos esperando o queriendo ver qué era capaz de hacer el contrario para tomar las riendas del partido.

A balón parado lo intentaron los rojiblancos pero sólo consiguieron comprometer en una ocasión a César Carrasco, al tiempo que los verdes enchufaron su llegada más clara sobrepasado el primer cuarto de hora. Miguelín se plantó solo delante del cancerbero Del Curto pero fue incapaz de superarle, aunque el rechace del portero le cayó a Juanjo para marcar a puerta vacía el 0-1. Ese tanto del máximo goleador del Moralo le puso de cara el envite a los suyos ya que se plantaron a la perfección sobre el rectángulo de juego y maniataron a los de Don Benito.

Así hasta los últimos instantes del primer periodo, momento en el que a Arellano le señalaron un penalti que Israel Centeno no supo aprovechar ante la magnífica intervención de César Carrasco desviando el lanzamiento a córner. El posterior saque de esquina sirvió para que de nuevo el guardameta moralo se luciera tras un cabezazo a bocajarro. Con las espadas en todo lo alto, con mucha igualdad pero con victoria momentánea de los de Navalmoral, se llegó al descanso.

En la segunda mitad pronto el equipo de Carlos Sánchez puso tierra de por medio. Una jugada personal de Fran Gómez acabó con el jugador por los suelos dentro del área emparedado por dos zagueros locales. La pena máxima la convirtió en el 0-2 Manu engañando a Del Curto. No se le podía pedir más a un Moralo que mandaba con autoridad el marcador rentabilizando su juego y sus oportunidades de gol teniendo enfrente a un Don Benito que cambió y se lanzó a por la machada a pesar de la desventaja.

Tuvo además la fortuna de reducir la diferencia poco después tras el saque de una falta lateral que remachó cerca del marco para subir el 1-2. Ese tanto espoleó al Don Benito pero el Moralo no se desordenó, teniendo incluso opciones para cerrar el envite definitivamente. No fue así y acabó pagándolo a unos calabazones muy motivados y a unos árbitros incompetentes. Oliver fue expulsado por una entrada a un rival ya en la recta final y al rato un asistente se inventó un penalti de Fran Mancha por presunta mano que el colegiado agradeció para señalarlo. Esta vez César Carrasco nada pudo hacer en el disparo que supuso el 2-2.

Con mucha emoción y esas inciertas tablas en el marcador, el cronómetro fue llegando al minuto 90. El Moralo, defendiéndose con uñas y dientes, recibió el definitivo 3-2 después de un nuevo golpe franco en el descuento que desgraciadamente ninguno de sus jugadores acertó a despejar. Durísimo mazazo que desembocó en la expulsión del portero César Carrasco y en la rabia de sus compañeros que estuvieron cerca de empatar en la penúltima acción del encuentro con un tiro de Fran Mancha que repelió un poste. Ese cruel lance final quedó a los moralos sin nada positivo que traerse a Navalmoral aunque lo merecieran frente a un Don Benito que tampoco decayó por conseguir su objetivo.

Ahora toca levantarse y sufrir contra los elementos. Si algo caracteriza a este equipo es su entrega y eso seguro que le continuará dando buenos resultados. En las últimas catorce jornadas el Moralo sólo ha perdido dos partidos, firmando dos rachas de seis encuentros consecutivos invictos. Por algo será.

domingo, 23 de enero de 2011

22ª jornada <<< MORALO, 2 ; SANVICENTEÑO, 0 . >>> Quinta victoria consecutiva en casa con premio

Moralo: César Carrasco, Dani, Asiel (Rodri, 61'), Arellano, Fran Mancha, Manu, Oliver, Pintado (Ricardo, 80'), Miguelín (Piti, 55'), Juanjo y Villa.

Sanvicenteño: Jesús, Óscar, Carlos, Ángel Morro, Alejandro (Álvaro, descanso), Javito, Quini, Diego, Ñete (Iván Cabanillas, 39'), Pozo y Andrés (Juan Álvaro, descanso).

Árbitro: Pérez Vidarte, de la delegación de Plasencia. Sustituyó a última hora, por lesión, al también placentino Calle Hernández. Estuvo regular en un choque sin complicaciones. Amonestó con tarjeta amarilla a los locales Manu, Juanjo, Pintado y Piti; y al capitán visitante Óscar.

Goles: 1-0 Asiel (42'). 2-0 Pintado (45').

Incidencias: Alrededor de 300 espectadores en las gradas del Municipal de Navalmoral en tarde fría y con viento. Las mujeres no pasaron por taquilla ya que fueron invitadas por la directiva morala. Durante el descanso, chavales de la Escuela Morala de Fútbol jugaron varios partidos simultáneos en distintas partes del rectángulo de juego. Campo en malas condiciones, muy irregular y duro. El Sanvicenteño jugó con su segunda indumentaria, totalmente de color amarillo.

Comentario: Nueva victoria del Moralo como local, y van cinco seguidas, que le sirve para, de nuevo, asentarse entre los cuatro primeros clasificados. Y ojo, porque aunque la asignatura pendiente del equipo de Navalmoral está fuera de casa y ahora le vienen dos jornadas consecutivas como visitante, distancia al quinto por los mismos puntos que le supera el tercero. Es tal la progresión del cuadro de Carlos Sánchez que ahora nadie en la plantilla esconde su ilusión por luchar por la promoción de ascenso. Ahí es nada. Teniendo el objetivo de la permanencia al alcance de la mano, apenas a un par de victorias con dieciséis partidos aún por delante, los verdes no renuncian a nada viendo que no sólo alternan con frecuencia con el cuarto puesto sino que cada vez se acercan más al tercero y al segundo clasificados.

El choque con el Sanvi resultó algo monótono en el juego. Fue uno de esos partidos que con lo que te quedas es que falta una jornada menos y sumas tres puntos más. Todo fue muy insulso hasta que en los últimos instantes del primer periodo el Moralo se aprovechó de los despistes del rival para sacar tajada y hasta sentenciar el desafío de alcanzar su quinto triunfo consecutivo casero.

Después de muy pocas llegadas dignas de mención en las porterías, escasamente destacan los disparos a las nubes del visitante Andrés en posición franca y del local Juanjo que despejó con apuros el portero, entraron en escena los goles. Asiel abrió el marcador, a placer delante del marco, después de un rechace provocado por un centro desde la derecha del capitán Oliver, a quien le llegó de nuevo el balón tras sacar un córner. Muy poco después, con los sanvicenteños asimilando el mazazo, una acción de Pintado, forcejeando con un defensor al pisar el área, finalizó con un disparo por bajo ante la media salida del guardameta que se convirtió en el 2-0. Gol, por cierto, 2.700 del Moralo CP en toda su historia. Así, con el saque central de ese tanto, el colegiado dio por concluida la primera mitad.

No fue para tanto la ventaja clara de los de Navalmoral, pero en el fútbol lo que cuentan son los goles. Que se lo pregunten al propio Moralo la pasada campaña. Durante el descanso el técnico visitante Víctor López movió ficha y agotó las sustituciones para dar más mordiente a su equipo. Lo único que consiguió fue dominar la pelota durante los primeros veinte minutos pero sin generar nada de peligro sobre el portal de César Carrasco, que por cierto logró su cuarto partido seguido en casa sin recibir ningún gol. Los de Carlos Sánchez, con el marcador a su favor, apenas arriesgaron y esperaron su oportunidad al contragolpe o a balón parado. Tampoco tuvieron éxito.

El encuentro acabó con absoluto dominio de los moralos, que ya saboreaban estar enganchados en plazas de promoción una semana más. El tramo liguero que les viene ahora es muy difícil porque en las tres próximas jornadas se medirán a rivales directos por ocupar una privilegiada posición. Don Benito y Sporting Villanueva les esperan fuera consecutivamente y después recibirán en el Municipal al Jerez. En esta fase puede que esté escondido el destino para el Moralo esta temporada. Quién sabe.

domingo, 16 de enero de 2011

21ª jornada <<< UD BADAJOZ, 2 ; MORALO, 2 . >>> Por méritos mereció más

Unión Deportiva: Rubén, Chino, Chechu, Piriz, Alejandro, Sergio (Alex Acedo, 75'), Marco Ruiz (Luis Carlos, 81'), Uva, Aranda, Edu y Pike (Damián, 68').

Moralo: César Carrasco, Dani, Asiel, Arellano, Fran Mancha, Manu, Piti (Fran Gómez, 75'), Oliver, Miguelín (Rodri, 89'), Juanjo y Villa (Tortu, 80').

Árbitro: Aparicio Álvarez, de la delegación de Don Benito. Como es habitual en sus actuaciones, estuvo pésimo. Mostró cartulina amarilla a los locales Chino, Alejandro, Marcos Ruiz y Edu; y a los visitantes Asiel, Oliver y Tortu.

Goles: 1-0 Alejandro (9'). 1-1 Miguelín (41'). 2-1 Damián (69'). 2-2 Fran Mancha (87').

Incidencias: Ni un centenar de espectadores en las gradas de uno de los campos de césped artificial de las magníficas instalaciones El Vivero en mañana agradable aunque nublada.

Comentario: Los verdes arrancaron un punto de Badajoz, en un buen choque, marcando un gol a la conclusión de cada tiempo que les sirve si no para continuar en zona de promoción sí para compartir la cuarta plaza. El equipo de Navalmoral alcanza su quinta jornada consecutiva sin perder, así como su quinto desplazamiento seguido sin ganar. Y es que si el Moralo lo está bordando en casa, fuera de ella le está costando muchísimo puntuar. Este encuentro ante una UD Badajoz enrachada, por lo que poco a poco se está alejando del peligro, lo pudo ganar pero también perder el cuadro de Carlos Sánchez. Estuvo cerca de ambos veredictos ya que si bien marcó el tanto de la igualada en los últimos instantes del partido, antes gozó de oportunidades suficientes no sólo para empatar sino para dar la vuelta al marcador.

El mejor encuentro como visitante. Así lo catalogó al final el técnico moralo. Por juego y por ocasiones su equipo mereció mejor suerte que sumar un punto. Además de jugar bien sobre un patatal cada quince días, los de Navalmoral también saben hacerlo sobre un rectángulo de juego en perfectas condiciones. Eso sí, les costó coger el ritmo ya que tiraron media primera parte con continuos despistes.

Además la escuadra unionista marcó en su primera oportunidad de explotar la estrategia. En una falta que convirtió en indirecta al borde del área, un gran disparo que hizo un extraño se alojó en las redes de César Carrasco ajustado a un palo. Tuvieron que pasar muchos minutos para que el Moralo empatara en una bonita jugada trenzada entre Juanjo y Miguelín que culminó éste último, después de revolverse en la frontal del área, con un chutazo que se coló por la escuadra pacense. Precioso primer tanto de la temporada del infatigable Miguelín, que ya lo merecía desde hace semanas.

Tras el descanso continuó el conjunto de Navalmoral intentando voltear el marcador y dispuso de ocasiones para conseguirlo, pero unas veces su mala puntería y otras las intervenciones de la defensa o portero rivales lo evitaron. Y así, cuando mejor estaban los visitantes, una falta lejana sobre su área nadie fue capaz de despejar y Damián, que acaba de saltar al campo precisamente antes del saque del golpe franco, recogió el cuero y lo mandó al fondo de las mallas tras regatear al cancerbero verde.

A pesar del mazazo el Moralo siguió empeñado en sacar algo positivo y no renunció nunca al ataque con lanzamientos sobre la zaga contraria para comprometerla. Y llegó la recompensa a escasos tres minutos para cumplirse el tiempo reglamentario. Un saque de banda provocó una segunda acción en el área local que Fran Gómez aprovechó para tocar hacia atrás por alto ante la desesperada salida del portero Rubén. El capitán Fran Mancha recogió el servicio y a puerta vacía colocó el definitivo 2-2 en el marcador.

Un punto más que acerca a los moralos a la permanencia. Sí, al objetivo primordial del club. No hay que renunciar a nada, por supuesto, pero hay que seguir teniendo los pies en el suelo. El equipo si va cumpliendo objetivos es razonable que se marque otros, pero lo que no hay que hacer es saltarse unos que están antes que otros o que simplemente son más importantes o principales que otros.